Historia

El BJJ es un arte marcial, deporte de combate, y un sistema de autodefensa que se centra en el agarre y especialmente en la lucha en el suelo. Coge sus fundamentos del Judo Kodokan (Ne-Waza) de principios del siglo XX que fueron enseñados al creador del BJJ Carlos Gracie por el maestro judoka Mitsuyo Maeda en 1914.
El Brazilian Jiu-Jitsu llegó a ser su propio arte a través de las experimentaciones, prácticas y adaptaciones de los conocimientos de Judo de Gracie, quien luego los transmitió a su familia. En 1925 en Río de Janeiro se abrió la primera academia de "Gracie Jiu-Jitsu", como sus dueños denominaron al judo tradicional de ese entonces. Para promocionar su academia, desafiaban a cualquiera que dudara de la eficacia del Jiu-Jitsu en un combate sin reglas ni límite de tiempo o peso. El éxito por la efectividad de este sistema en las luchas reales comenzó a darle prestigio.

BJJ promueve el concepto de que una persona más pequeña y débil puede defenderse con éxito contra un agresor más grande y fuerte mediante el uso de la palanca y la técnica adecuada, llevando la lucha al suelo - más notablemente mediante la aplicación de luxaciones, lanzamientos y derribos para derrotar a la otra persona. El entrenamiento de BJJ puede ser utilizado para torneos de lucha deportiva (gi y no-gi) y competencias de Artes Marciales Mixtas o MMA (del inglés, Mixed Martial Arts) o defensa personal.




Por qué el BJJ es el arte marcial más completo


Ya sea para aprender defensa personal, el comienzo de un nuevo pasatiempo o para ampliar tu repertorio de artes marciales, no hay duda de que el Brazilian Jiu-Jitsu es un arte hermoso accesible a cualquiera. De sus innumerables lecciones a sus beneficios físicos, queda claro: cuanto más entrenas el Brazilian Jiu-Jitsu, más te das cuenta de que es un estilo de vida.

Nosotros te damos 6 razones para empezar ya:


1) Es uno de los sistemas de lucha más potentes y reales del planeta

Contrariamente a la creencia popular, los estudios muestran que el 95% de las peleas callejeras terminan en el suelo. Las técnicas que se aprenden en el Brazilian Jiu-Jitsu, que se centran en llevar al oponente al suelo y mantenerlo allí, permiten atacar o tomar una posición más dominante. Esto  da la ventaja en todo momento en una situación de defensa personal de la vida real.


2) David vs Goliat

Se trata de un arte muy técnico que potencia las cualidades del luchador, sea como sea su condición física. El BJJ se diferencia de otras artes marciales por su mayor énfasis en la lucha en el suelo, lugar donde las ventajas que puede tener un oponente más grande en pie, con un mayor alcance, un mayor peso, y ataques más poderosos, son anuladas en gran parte. Es por eso que cualquiera puede practicar BJJ: mujeres, hombres e incluso niños de hasta cuatro años pueden practicarlo.


3) Modernidad, creatividad y eficiencia

También conocido como el "juego de ajedrez humano", los practicantes de BJJ utilizan mucha estrategia y técnica para vencer a sus oponentes. De hecho, un estudiante brasileño de Jiu-Jitsu probablemente se encontrará con cientos de técnicas y conceptos en solo unos años de entrenamiento. Con tanto que aprender y crear, la mente no puede hacer otra cosa que agudizarse. Tanto si eres cinturón negro como blanco, el BJJ te enseña a estar en constante evolución ya que siempre hay nuevas técnicas que descubrir. La única manera de mejorar es trabajar continuamente en ellos todos los días y recordar que tienes mucho que aprender.


4) El entrenamiento físico más completo

Uno de los mayores beneficios del Brazilian Jiu-Jitsu es como tu cuerpo cambia sin que te des cuenta. Al estar concentrado en aprender nuevas técnicas, es fácil que uno no se dé cuenta de cuánto peso ha perdido o cuánta flexibilidad ha ganado en el proceso. Cualquier entrenamiento que no parezca pesado es definitivamente una ventaja.


5) Es una de las mejores bases para las Artes Marciales Mixtas

Si algo tiene en común los mejores luchadores de la MMA es un cinturón negro en BJJ. Cualquiera que tenga una base sólida en este arte tiene una ventaja directa una vez que la pelea llega al suelo.


6) Construye el carácter

Hay días en los que te sientes como si estuvieras en la cima del mundo y hay días en los que te preguntas por qué te has molestado en asistir a clase. El Brazilian Jiu-Jitsu te expone a una montaña rusa de emociones que no solo te hace más fuerte física, sino también mental y emocionalmente, promoviendo la mejora continua de ti mismo.

Hay que estar preparado para aceptar el fracaso, aprender de él y seguir adelante. Hacerlo determina hasta qué punto tendrás éxito no solo en el arte marcial, sino también en el día a día.